Los hermanos increíbles

Los hermanos increíbles

En CasaSito nos enorgullecemos de crear una familia entre nuestros jóvenes, un lugar donde sientan y sepan que reciben apoyo a medida que trabajan para alcanzar sus metas educativas y personales. Desde que abrimos nuestras puertas hace 13 años, hemos visto a muchos jóvenes llegar a ser profesionales y líderes en su comunidad. Quiero compartir la historia de dos hermanos, Paulino y Maleno, o como me gusta llamarlos, “Los hermanos increíbles”, ya que han demostrado que cualquiera puede superar los obstáculos.

Los padres de Paulino y Maleno siempre soñaron un futuro mejor para sus ocho hijos. A pesar de que nunca tuvieron la oportunidad de estudiar, sabían que, con una educación, se abrirían una serie de oportunidades. Cada año era una lucha para enviar a sus hijos a la escuela, pero lo hicieron. Cuando Paulino dijo que quería continuar con el básico, su madre estaba preocupada por la carga financiera de la familia y lo animó a buscar trabajar en vez de seguir estudiando. Sin embargo, después de ver qué tan motivado él estaba para estudiar, ella apoyó la decisión de Paulino. Estamos muy contentos de que su madre haya cambiado de opinión, porque Paulino abrió el camino para que sus hermanos menores estudiaran. Su hermano menor, Maleno se convirtió en un becado de CasaSito poco después de Paulino. Su madre dijo, “Estoy muy orgulloso de ambos. No es fácil porque los veo estudiar tarde en la noche. Sé que es un sacrificio para ellos, pero no pueden seguir avanzando sin una educación.”

Los sueños de un futuro mejor se están haciendo en realidad con Paulino y Maleno. Con una beca parcial, ambos han terminado el diversificado y asisten a la universidad. Ya no son los niños tímidos que conocimos hace años, sino jóvenes confiables que se beneficiaron de nuestras actividades extracurriculares y apoyo psicosocial. Al participar en talleres de desarrollo personal, ahora tienen las herramientas para ser líderes en su comunidad. En CasaSito, han planeado y coordinado excursiones para becados, impartido sesiones de tutoría y han dirigido talleres.

Para mí, la educación es importante, pero lo que las personas hacen con su conocimiento es lo que importa. Paulino y Maleno han hecho mucho con las oportunidades que se les han dado. Además de su participación en los programas de CasaSito, tienen trabajo formal, participan en actividades comunitarias y administran su propio negocio de contabilidad. También tienen planes para establecer su propia organización para apoyar a los jóvenes en Alotenango. Nuestra directora de programas, Lourdes González compartió, “Paulino y Maleno son dos jóvenes excepcionales que tienen metas, sueños y aspiraciones. Están rompiendo ciclos de pobreza y peleando cada día por sus propias oportunidades. Son modelos de ejemplo dentro de CasaSito y su comunidad “.

En esta temporada de vacaciones, le pedimos a usted, nuestra familia de CasaSito, que nos apoye a medida que expandimos nuestro impacto ya que hay jóvenes más merecedores como Paulino y Maleno. Estos dos jóvenes demuestran que, si invertimos en la juventud de hoy, de hecho, pueden ser los futuros líderes del mañana. Al apoyar nuestros programas de hoy, puede brindar una educación y hacer una diferencia.

¡Creo en perseguir sueños porque si te atreves a soñar, se hacen realidad!

Un abrazo,

Alice So Fong Lee
Fundadora

Post a comment